Insert your custom message here. cerrar ×
+
REBECA: PASIÒ DE BEQUES

Compartir

facebooktwittergoogle plus
pinterest

Share

×

Rebeca:pasión de becas.
Desde la primera emisión en el “Nautilus” del proyecto de Guillermo Trujillano en versión novela titulada “Rebeca: Pasión de becas” se demostró que era posible de una vez por todas cortar los conceptos ya instaurados que dicen que en radio no se puede hablar de arte contemporáneo. La manera de hacerlo llegaba al oyente de forma sencilla, como radionovela y en cambio escondía detrás toda una serie de conceptos destinados a analizar la situación por la que ahora pasa la creación. El protagonista, el artista Antoni Abad, amenaza con suicidarse tirándose desde el punto más alto de la Torre Agbar si no se le concede una beca para llevar adelante su último proyecto. Hay tres grandes aciertos en el núcleo argumental y su escena. Primero, que es el mismo artista, el de verdad, quien desarrolla el papel en la ficción, hecho que le da credibilidad a la novela, pero también parodia situaciones límite propias de las clásicas radionovelas de los años 60 o de teleseries latinoamericanas. Segundo, que el escenario principal escogido es el paradigma de la modernidad arquitectónica: la Torre Agbar, diseñada por Jean Nouvel y situada en la zona del 22@, lugar de contrastes y coincidencias porque también es el Poble Nou el que ha acogido en los últimos 20 años buena parte de las naves de los artistas de Barcelona. No en vano allí se instalará Hangar y la sede de la Associació d’Artistes Visuals. Pero coincide que es esta zona la que ha vivido el derribo de los talleres poniendo en evidencia la carencia que tiene la ciudad de espacios libres para la creación. El último capítulo lo hemos vivido con La Makabra y Can Ricart.

Y tercero, el hecho llega a límites extremos de suicidio artístico por una beca. Es una denuncia a la vez a los vicios institucionales del circuito artístico que convierten en privilegiados creadores los pocos escogidos con una dotación económica. La radionovela la emitimos a capítulos, cada miércoles uno nuevo, con resumen inicial del capítulo anterior y final de suspenso para esperar con ganas la llegada de la próxima emisión. El mismo Guillermo Trujillano y Jorge Luis Marzo son personajes que parodian su trabajo y su condición de artista y de curador.